Donas, dulces regalos de la navidad

donas congeladas

Navidad se encuentra a unas pocas horas de llegar y con ello la cena de Navidad, en la que se degusta un sinfín de comida deliciosa, como pasta, romeritos, pavo, costilla o pierna, todo acompañado por una buena copa de vino o un tradicional ponche.

Sin embargo, en ocasiones olvidamos uno de los elementos más importantes dentro de cualquier festividad navideña, los postres. Existen una gran variedad que van desde panques, pasteles, hasta donas congeladas.

Todos ellos tienen el propósito de terminar de alegrar una fiesta que demuestra unidad con las personas que más queremos. Entre los postres más importantes se encuentran:

Fruit cake: Es una receta navideña, en la cuál se hace un pastel y se rellena con fruta confitada o con frutos secos y especias. La característica de este postre es que se baña en licor para que se fusione con la fruta y tenga un sabor característico.

Brazo de gitano: Es un pastel de masa delgada que se enrolla en forma de cilindro. La masa tiende a ser genovesa  y se cobre (antes de enrollarla) con una mermelada o crema. Para darle un toque característico se recomienda bañarlo con azúcar glass o chocolate en polvo.

Tronco de Navidad: Al igual que el brazo de gitano, se trata de un pastel delgado que se rellena poco a poco y se enrolla. Usualmente se utiliza dulce de leche para el relleno, pero en ocasiones tan especiales como lo es el 24 de diciembre se opta por crema de chantilli y frutas. El chocolate de la parte de arriba, debe simular un tronco.

Croissant: A pesar de no tratarse de un postre típico de las festividades, es ideal para un postre ligero, después de tener un gran banquete. Sobre todo por los tipos de croissant que existen. Ideal para compartir en familia.

Donas: Las donas son un clásico de la repostería, por lo que es una gran idea comer una de ella después de la cena de Navidad. Esto ocurre sobre todo cuando se tiene niños pequeños en casa, pues adorar este dulce.

Lo mejor de todo es que existe una gran variedad de donas, por lo que hay para los gustos de todos. Otra de las ventajas de este producto es que podrán dejarles unas cuantas a Santa Claus, agradeciendo el esfuerzo por los juguetes que reciben.

Compra las mejores donas con productores especializados para hacer increíble tu fiesta.

Tipos de croissant

croissant de mantequilla rellenos

Comer pan es algo que a muchas personas les gusta, debido al sabor tan increíble que tiene. Por ello, es que cada vez se modifican las diferentes recetas para crear nuevas variantes de este delicioso postre.

Uno de los casos más interesantes es el croissant de mantequilla rellenos. Es importante mencionar que este tipo de alimento tiene una historia bastante interesante, en la que la versión original tenía la forma de una luna al revés.

Cabe señalar que este tipo de pan no era francés como se considera en la actualidad, sino de origen austriaco y ha sufrido modificaciones de maneras constante hasta llegar a todas las variantes que se conoce en la actualidad.

El nombre de este tipo de alimento ha variado, según los diferentes países en los que se come, por ejemplo, en México se conoce como cuernito. También la forma se ha modificado la figura de este alimento a tres variantes principales, las cuáles son:

  • De cuernos: Es el clásico que figura como originario en la repostería austriaca, por lo que es el pionero en su especie. Como consecuencia de eso es tan importante este clásico de la panadera.
  • Recto: Es una variante que se desarrolla por medio de una masa hojaldrada con mantequilla que se corta para formar un triangulo que se enrolla en sí mismo.  Para que sea una buena opción debe quedar crujiente y con un delicioso sabor a mantequilla.
  • Español: La particularidad de este tipo de croissant es que es un pan que lleva manteca de cerdo en lugar de mantequilla, esto al ser un ingrediente común entre los españoles.

El croissant que suele encontrarse relleno es el recto, esto debido a la facilidad que tienen los pasteleros para introducirle diferentes sabores, por medio de dos técnicas principales.

Por una parte, se puede rellenar cuando se prepara la masa y se lleva al horno, o bien, cuando se rellena con una manga después de dejar enfriar el pan. Esto depende directamente de la técnica que se pretenda utilizar.

Los sabores que más se frecuentan al rellenar son: chocolate, cajeta, vainilla o alguna mermelada groumet. Todo depende de los gustos particulares del repostero.

Al igual que las donas congeladas, estos panes se pueden encontrar en esta versión para que duren por mucho más tiempo y se puedan conservar. No olvides acompañarlo con una taza de café en tu desayuno diario.

Beneficios de las donas congeladas

donas congeladas

Los postres son el alimento favorito de muchas personas, sobre todo cuando se trata de la repostería más conocida. En ocasiones, es complicado poder ir hasta nuestra pastelería favorita, ya sea por el tiempo o la lejanía de la misma. Sin embargo, los pasteleros han desarrollado técnicas para que eso no sea un impedimento al momento de elegir nuestro postre favorito.

La técnica más famosa es la congelación de diferentes productos; a pesar de que esta no es propiamente nueva, los avances que se han tenido en el campo provocan que el sabor y consistencia se mantenga por mucho tiempo. Existe una gran variedad de pasteles, pan, tartas y donas congeladas.

Todos estos alimentos, incluyendo los croissant, pasan por una diversidad de procesos, mismos que inician desde el tipo de material que se utiliza, pues se requiere aquel que haga más duradera la conservación de los postres. Se debe a que el mercado se ha vuelto muy exigente en relación con productos y durabilidad de los mismos.

En el caso de las donas, se ocupa una levadura especial que pueda mantener adecuadamente el producto sin hacerlo más duro o muy blando. El procedimiento de preparación también difiere a las donas que suelen durar sólo un par de días.

Los conservadores de las rosquillas suelen ser naturales para que el consumidor no sienta las molestias de los químicos que se solían utilizar con anterioridad en estos productos. Por ello, la calidad ha aumentado de manera considerable.

Para poder acceder al producto basta con calentar la dona en el horno o microondas, depende de las indicaciones que cada empresa señale en su empaque. Después de introducirlas al calor sólo se espera a que se encuentre en una temperatura idónea y se disfruta.

Sin embargo, existen máquinas que llevan a cabo este procedimiento en las grandes cafeterías, de modo que no se calienta el producto uno, por uno, sino en cantidades impresionantes, pues no se entregan como las que se suelen comprar en tiendas, sino que suelen ser deshidratadas.

Este tipo de elemento funciona por medio de pantallas de acristalamiento, en las que se introducen las donas. Cabe señalar que antes de utilizar este aparato, las donas se descongelan en un dispositivo de prueba, pueden estar ahí hasta 5 horas antes de calentarlas. Después se pasa al proceso para calentarlas, de manera que se inflan.

Disfruta este postre de manera adecuada.