Buenos motivos para beber vino

Disfrutar de vinos españoles durante la comida o de un vino mexicano después de una dura jornada de trabajo no solo son recomendables para un momento de relajación y disfrute, sino que tienen amplios beneficios para el cuerpo. Hacer de su consumo un hábito regular y moderado puede convertirse en una de las mejores decisiones para cuidar la salud de tu cuerpo y disfrutar de los placeres de la vida.

Por ello, te tenemos un listado de los beneficios que aporta el consumo de vino, especialmente el tinto.

Fortalece tus huesos

Un artículo publicado por la revista Muy interesante, afirma que ha esta conclusión llegó un equipo de investigación de la Universidad de Tufts en Boston, luego de estudiar a 2400 mujeres. La composición mineral del vino permite que la existan menos probabilidades de perder masa ósea.

Previene enfermedades cardiovasculares

El consumo habitual de este líquido permiten que el riesgo a sufrir un ataque cardíaco disminuya, ya que su vitamina E ayuda a limpiar la sangre, evitar coágulos y protege los vasos sanguíneos.

También protege nuestro cerebro

Mejora nuestros procesos cognitivos, ya que su consumo moderado nos ayuda a prevenir demencias y enfermedades degenerativas. Además, disminuye inflamaciones, evita el endurecimientos de las arterias, evitando accidentes cerebrovasculares.

Antiedad

Una copa al día es la receta perfecta para retrasar el proceso de envejecimiento en la piel debido a sus propiedades, como sus vitaminas, minerales y antioxidantes. Actúa de manera interna y externa.

Adiós a la depresión

El vino permite la liberación de endorfinas, las cuales no solo pemite que te relajes y disfrutes de tu copa, sino que a la larga te ayudan a ser menos propensos a sufrir depresión, sin importar tu estilo de vida.

Contra el colesterol.

Aumenta los niveles de HDL, mejor conocido como colesterol bueno al par que disminuye las concentraciones de colesterol malo, mejoran la salud cardiovascular.

Aliado para la perdida de peso

Suena un poco descabellado, pero es cierto. El vino tinto tiene la propiedad de activar un gen que impide la formación de nuevas células de grasa en el organismo. Creando una barrera para evitar el aumento de peso, así como estimula que las que ya existen se vayan eliminando poco a poco del organismo. Obviamente esto se debe de acompañar de una dieta equilibrada y sin grasas.

Reduce el riesgo de cáncer.

Al tener entre sus propiedades la antioxidante, es capaz de bloquear el crecimiento de algunas células, como las responsables del cáncer de mama, de pulmón, de colón y de pecho.

Ataca las infecciones

El vino tiene la cualidad antibacteriana y astringente, la cual puede ayudar a eliminar bacterias o virus dentro de organismo de manera natural.

Existen más beneficios, muchos de ellos comprobados científicamente. Así que recuerda que un consumo moderado y constante es lo ideal para disfrutar de todo lo que tiene que dar este liquido.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]