Archivos de la categoría Carne

Los cortes de carne más caros del mundo

cortes finos de carne

Seguramente cada vez que organizamos una carnita asada, alguna vez nos hemos preguntado cuáles son los mejores o los cortes finos de carne más caros. Pues nosotros tenemos la respuesta a esa duda; en esta nota, te presentamos los cinco cortes más exclusivos y costosos alrededor del mundo.

1. A5 Kobe Strip Steak (350 dólares)

El corte de carne que se lleva el primer lugar de esta lista es el Kobe strip steak de lata de 340 gramos. A pesar de su costo, un restaurante muy exclusivo de Nueva York sirve hasta 25 de estos filetes en una noche. La carne de este corte es tan tierna que básicamente se derrite en la lengua.

2. Fullblood Wagyu Tenderloin (295 dólares)

El grandioso Wagyu Tenderloin de 400 gramos, que cuenta con un grado de marmoleo de 9+, lo podrás encontrar en Australia. La carne de este filete tiene una gran consistencia tierna, de grasa suculenta. En la actualidad, este es el más alto nivel de carne Wagyu registrado, que se encuentra disponible fuera de Japón.

3. Filete Charbroiled Kobe (258 dólares)

Este filete de 226 gramos se sirve en el restaurante Aragawa, en Tokio. El restaurante es conocido por sus ingredientes de alta gama; los chefs sazonan este costoso corte sólo con mostaza y pimienta, para poner de relieve los principales sabores ya presentes en la carne.

4. Selección Especial Filete Kobe (246 dólares)

El Kobe Renga-Tei Steak Restaurant en Kobe, Japón, es el hogar de este famoso tipo de carne Wagyu. Con el filete de más de 150 gramos preparado en su cocina totalmente femenina para un “factor de comodidad”, la carne se acompaña con un salmón, ensalada y postre. El secreto de su cocina es un papel japonés fino que cubre la carne antes de descansar en una parrilla de cobre y hierro, luego, el filete se sirve en cerámica tradicional para aderezar la ceremonia de esta fiesta cultural de fantasía.

5. Wagyu Sirloin (169 dólares)

El restaurante Al Muntaha, en Dubai, ofrece cocina europea y se encuentra a más de 200 metros sobre el nivel del mar en el hotel Burj Al Arab, que cuenta con ventanales en cada piso con vistas a la ciudad y al mar, tan lujoso como sus platos de carne. En este lugar, podrás saborear un Wagyu Sirloin de casi 300 gramos por una módica cantidad de 169 dólares; además, podrás deleitarte con la tártara Wagyu, para conseguir una experiencia de sabor completo y sensacional pero con menos relleno.

Lo básico para armar una buena carne asada

distribuidores de carne

Armar una carne asada o una parrillada es el pretexto perfecto para juntarse con amigos y familiares y, de paso, comer delicioso. Las “carnitas asadas” son una costumbre muy popular en los estados del norte de México, sin embargo, en los últimos años, se ha extinguido a lo largo de todo el país. Si tú quieres organizar una buena carne asada, pero andas un poco perdido, no te preocupes, en este post te decimos todo lo que necesitas para que sea la mejor.

  • La carne

Acércate a tus distribuidores de carne favoritos para comprar varios cortes de carne, como un buen sirloin, un t-bone y arrachera, o algunos cortes de carne de cerdo. El chiste es que haya una variedad para todos los gustos; asimismo, no te olvides de comprar chorizo y salchichas para acompañar.

  • El carbón

Además de la carne, el otro ingrediente importante en una carne asada es el carbón para asarla. Te recomendamos que compres carbón vegetal, ya que esta clase realza el sabor, el color y la jugosidad de la carne, además, es amable con el medio ambiente porque permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero hasta un 12% a nivel global. Sólo asegúrate de encender el carbón correctamente, siempre con cuidado y responsabilidad.

  • Tortillas

En México, no hay comida sin tacos, y las carnes asadas no son la excepción, así que, es necesario que compres algunos kilos de tortillas. Calcula el promedio de tacos que puede comerse cada uno de tus invitados para que puedas saber exactamente cuántos kilos comprar.

  • Salsas

Así como no hay comida mexicana sin tacos, tampoco hay tacos sin salsa. Este complemento es el favorito de casi todos, por esta razón, debes de tener una variedad de salsas para tus invitados, desde las menos picosas, pasando por un rico guacamole, hasta las salsas más fuertes.

  • Bebidas

Es de ley que tengas distintos tipos de bebidas en tu carne asada, las clásicas son las cervezas (hasta para sazonar la carne), los refrescos, las aguas frescas de varios sabores, y una botella de tequila o ron, por qué no. Sólo recuerda siempre que si tomas, no manejes.

  • Extras
  1. Botanas: mientras tus invitados esperan a que la carne esté lista, puedes ir abriéndoles el apetito con unas sabrosas papitas, chicharrones y cacahuates.
  2. Frijoles: unos frijoles charros serán el acompañamiento perfecto para tu carne asada.
  3. Verduras para asar: si prefieres una opción más saludable como acompañamiento, entonces escoge algunas papas, calabazas y cebollas para asarlas.

¿A qué se dedica la Comercarne?

Cuero belly

Cuando tenemos un filete de carne de res con cuero belly en nuestro plato a punto de ser devorado, en lo único que pensamos es en su sazón y la guarnición con la que lo acompañaremos. Detrás de ese filete, existe toda una historia que es contada por el Consejo Mexicano de la Carne o más conocido como Comercarne. Ante una gran demanda de este alimento, debe de haber una regulación estricta para todas las empresas compradoras y distribuidoras, así asegurar que a tu mesa llegue un producto de calidad.

Comecarne está integrado por empresas que se dedican a las actividades relacionadas con la industria de la producción distribución y consumo de la carne, así como con los establecimientos de sacrificio, obradores de cortes y deshuese, empacadoras de carne fresca y proceso. El consejo se encarga de velar por la integración, el fortalecimiento y la competitividad de todo el sector ante las diversas instancias, ya sean públicas o privadas.

¿Cómo surgió Comecarne?

El nacimiento del Consejo Mexicano de la Carne surge en 1985 ante la necesidad de contar con un organismo líder que promueve el desarrollo de la cadena cárnica nacional. Así que desde que se creó, ha representado y promovido los intereses de sus agremiados ante las instancias relacionadas con el sector con el objetivo de propiciar un desarrollo y crecimiento eficiente de cada uno. También, con el objetivo de posicionar positivamente la carne y sus derivados ante la opinión pública.

¿Por qué afiliarse a Comecarne?

El motivo principal de formar parte del Consejo Mexicano de la Carne, porque se trata de un organismo líder en México y cuenta con reconocimiento nacional e internacional, conformado por las empresas más representativas dentro de la cadena productiva de la carnes. Hoy en día cuenta con más de 30 años de experiencia regulando y organizando a las empresas más importantes de la cadena productiva de carne, así como de los intereses en común de su membresía.

Entonces, lo que hace Comecarne es trabajar para sus miembros, se aseguran de que cuenten con los elementos y condiciones de competitividad requeridos para satisfacer de manera efectiva y oportuna todas sus necesidades, así como de los consumidores de los productos cárnicos. Su personal operativo ofrece asesoría a su membresía, como en legislación, normativas, asuntos sanitarios, movilización, indicadores económicos y de consumo, comercio exterior, innovación, tecnología, entre otros.

¿Cuáles son los cortes de carne de cerdo?

Panceta de cerdo México

¿Han comido tacos de carnitas? Los clásicos de chamorro con cuerito, buche, nana, maciza, trompa, oreja, costilla, etc. En México no desperdiciamos nada, y cualquier parte del puerco es buen para freírla y echarla al taco.

Pero los carniceros de Walmart saben muy bien cómo trozar el cuerpo del puerco para dividirlo y vender cortes de puerco, pues la gente prefiere unos a otros dependiendo el platillo que desea cocinar.

Entre los más consumidos podemos encontrar a la maciza, la costilla y la panceta de cerdo, pero existen muchas otras más. A continuación, te presentamos los cortes de carne de puerco ¡bon apetite!

Panceta de cerdo: la panceta es muy utilizada como agregado a diversos platos y guisados. Como fiambre se le conoce como panceta ahumada. Se puede comer asada a la parrilla y al horno.

Fiambre: el fiambre es de apariencia parecida al jamón crudo. Se puede cocinar asado a la parrilla, al horno o en un estofado.

Carre: se trata del corte de carne de cerdo que es más popular entre los argentinos. Se cocina a la parrilla, salteado, braseado, en guisado o al horno.

Codillo: Se trata de un corte ubicado entre las manitas y la paleta del cerdo, es de textura firme que está recubierta por piel. Se puede comer en estofado y hervido.

Manos y patitas: en esta pieza del cerdo la carne no es abundante, pero es muy apetitosa. Está cubierta con piel y tiene una consistencia gelatinosa. Se puede consumir hervida, cocida, frita o en estofado.

Solomillo: es un tipo de carne ahumada, rosada y con poca grasa, es conocido como el corte más tierno. Su consumo generalmente es asado a la parrilla, cocido o salteado, es preciso mencionar que es de cocción rápida.

Tocino: es uno de los cortes más famosos, se trata de un corte de grasa firme con un poco de carne, se vende en rebanadas delgadas y principalmente se utiliza para acompañar algún otro alimento, generalmente se fríe.

Jamón: el jamón se ubica en las patas traseras del cerdo, éste se puede comer como corte de carne con muchísimas recetas. Generalmente, es consumida en su versión horneada cuando se trata del jamón entero, a la parrilla, a la plancha o en guisado como chuletas.

Jamón por partes: dentro de la parte que abarca el jamón se ubican cinco partes; bol de lomo, cuadrada, cuadril, nalga y paceto. Estas partes son ideales para las milanesas y escalopes, se pueden hacer en guisado, asado a la plancha o frito.

Errores que pueden estar arruinando tu parrillada

Asadores pequeños

Una parrillada es todo un evento aunque no sea por una ocasión especial y cuando hay ganas de hacer una carne asada poco importa si tenemos asadores pequeños, grandes, modernos, viejos el punto es comer alimentos asados, darnos ese gusto, saciar este antojo, pero como todo en la vida no todo es bello, las parrilladas no siempre pueden ser perfectas ¿O si?

Digamos que puedes acercarte a la perfección siempre y cuando evites cometer estos errores.

  • Si cuando compraste tu asador venia con una tapa entonces es para que la uses y si no venía con tapa ve consiguiendo una. El objetivo de las tapas es para controlar el oxígeno que entra al carbón para que dure mucho más, además de que cuando cocinas en un asador sin tapar dejas escapar todo el calor y el humo que le da a la carne su sabor tan característico. Así que evita que se arruine el sabor y usa la tapa.
  • Uno de los errores más comunes que la gente comete, en especial la gente impaciente, es la de poner la carne congelada directamente en la parrilla, por favor, simplemente no lo hagas. La carne siempre tiene que ser descongelada a temperatura ambiente si no lo haces así corres el riesgo de que la carne termine dura e imposible de masticar así que si tenías en mente hacer eso será mejor que lo descartes.
  • La temperatura es uno factor determinante al momento de cocinar carne, así que no informarte acerca de la temperatura ideal para tu asador es un error garrafal. Si la parrilla esta muy caliente se generará demasiado humo y tus cortes quedarán quemados si por el contrario la parrilla no está lo suficientemente caliente no se producirá vapor lo que puede provocar que la carne se quede pegada además no se cocinará al tiempo que debería y quedará muy dura.
  • No tener los utensilios adecuados puede ser lo que arruine tu carne ya que al momento de voltear la carne muchas personas cometen el error de usar un tenedor en lugar de usar pinzas. La razón por la que esto no debe hacerse es debido a que ese pinchazo puede hacer que la carne pierda todos los jugos que lleva dentro si te fijas en los restaurantes de carne notarás como ellos nunca utilizan algo que no sean pinzas para voltear los corte y ese es el secreto de su jugosidad.

La parrillada perfecta

Asadores modernos

No solo se trata de tener alguno de los asadores modernos que existen en el mercado tampoco es tener el asador con el que tu bisabuelo cocinaba para la familia los domingos, sin duda una buena parrillada puede ser un excusa perfecta para juntar a tus seres queridos o si viene algún evento deportivos importante alguna final o simplemente por que se te ocurrió.

Una parrillada consta de varios elementos y aquí te vamos a dar unos cuantos consejos para que logres la perfección así que pon mucha atención a la siguiente información:

  1. Lo primero es que al momento de encender el carbón evita, en la medida de lo posible, utilizar algún líquido ya que puede contaminar la comida. Un verdadero mexicano enciende el carbón a la antigua.
  2. Asegurate de que antes de que eches la carne es importante que pre calientes tu parrilla a fuego alto al momento de cocina la carne debe ser cocida a fuego medio alto. Esto logrará que el sellado de la carne sea perfecto además si buscas darle esas lineas tan características de la carne asada, que sueles ver en restaurantes, esta es la manera.
  3. El aceite es importante para que tu comida no quede pegada a tu parrilla, pero recuerda que no estás usando un sartén por lo que el aceite nunca debe ponerse directamente en la parrilla sino que debe ponerse con cuidado en la comida antes de cocinar.
  4. Si quiere lograr que el sellado de tu carne sea perfecto es importante que dejes la carne reposar durante unos minutos a temperatura esto ayudará a la formación de una costra salada que retiene todo lo jugoso de la carne.
  5. Trata de no ser impaciente con esto nos referimos a que no voltees cada dos segundos los cortes la cocción perfecta requiere de tiempo, de lo contrario no quedara tan jugosa. De la misma manera sabemos que quieres saber en que término va quedando tu carne, pero intenta no cortarla en la parrilla, es mejor si solo presionas para establecer en que grado de cocción vas.
  6. Con respecto al fuego cuando este es directo es más recomendable para los cortes más suaves y pequeños; si lo que tienes son cortes mucho más grandes y gruesos entonces te recomendamos que los cocines con fuego indirecto (que se mantenga a un lado de la comida) para que quede jugoso y se cocine apropiadamente.