¿Cómo elegir una franquicia restaurantera?

¿Quieres emprender sin correr los riesgos de fallar por ser un nuevo negocio? Entonces quizás debas escuchar lo que te puede ofrecer una buena asesoría de franquicias. Este sistema en el modelo de negocio es muy atractivo por diferentes razones, corre pocos riesgos de fallar, pues su porcentaje de sobrevivir más de cinco años tras su apertura es del 90%, mientras que en los modelos de negocios tradicionales, menos del 40% llegan a superar la cifra de dos años.

En México, según un reporte realizado por el portal Expansión MX ha señalado que el número de franquicias (tanto nacionales como extranjeras) crece día con día y resulta una alternativa de inversión atractiva y rentable para aquellas personas que tienen la oportunidad de adquirir una. Con distintos sectores, uno de los más buscados por las personas es el gastronómico, apostando por cafeterías, bares y restaurantes, pero ¿Qué debes tener en cuenta antes de elegir una franquicia de este mercado?

Antes que nada, debes de estar convencido de que es este el sector al que quieres dedicarte, pues a pesar de que la taza de éxito es alta, el principal compromiso de cualquier emprendedor es trabajar en algo que realmente les guste e incluso les apasione. Además debes tener en cuenta las expectativas que tienes respecto a este plan, tanto económicas, como personas y profesionales. Muchas personas que poseen el dinero para montar este tipo de locales quieren resultados, no involucrarse en el sistema operativo, mientras otros esperan estar presentes en cada detalle.

Una ves tenga estos aspectos bien definidos, lo siguiente es evaluar tu situación económica y el modelo financiero de la franquicia que deseas adquirir, pues para arrancar un negocio, debes contar con una inversión inicial fuerte que se debe de cubrir a cierto plazo con los intereses correspondientes en le caso de los créditos. Análisis los gastos y como se pretenden cubrir los primeros meses de operación pueden ser un gran punto a favor de la marca.

Recuerda que al adquirir una franquicia, adquieres una relación a mediano y largo plazo con el franquiciante, el cual será como un mentor que además de brindarte las herramientas y valores de marca que le han hecho exitoso, también será capacitador, asistencia técnica y soporte del modelo de negocio que se va a lanzar en una nueva zona. Por lo tanto, que exista buena comunicación entre ambos lados podría ser la diferencia entre quedar satisfecho con su trabajo o tener esa sensación de que no todo esta bien.

 

 

 

Consejos para abrir un restaurante

asesoria de restaurantes

Dentro de la esfera gastronómica existen muchas oportunidades que aseguran a los emprendedores grandes éxitos. Por ello, cada vez son más las personas que buscan establecer una empresa en este sector y abrir un restaurante. Por eso nos dimos a la tarea de buscar asesoría de restaurantes que comenzaron desde cero, para saber algunas claves y consejos sobre cómo empezar en este noble mercado.

Lo primero y más importante, es tener en cuenta que el proyecto para montar un restaurante debe ser, ante todo, algo que te apasiona y que quieres intensamente. Tú, más que nadie, debe amar el proyecto y creer en todo el potencial que tiene. Montar un restaurante requiere algo más que ganas, lleva tiempo, esfuerzo y dedicación. No es un proyecto que va a nacer por generación espontánea. Para que puedas crear un restaurante, debes de decidir desde el comienzo el concepto, y estilo que tendrá, pues es uno de los pilares para comenzar el largo camino hasta su consolidación.

También debes elegir si lo que quieres es abrir tu propio restaurante o la opción de adquirir una franquicia es mejor. Ambas ideas son buenas, pero los riesgos y beneficios entre una y otra pueden variar, debes tener en cuenta lo que tu estas buscando como negocio propio y elegir de acuerdo a tus necesidades.

Tener en cuenta la ubicación y el público al que irá elegido también debe considerarse al momento de desarrollar un plan de negocios. Hacer una planeación que abarque un previo estudio de mercado, el equipo y abastecimiento que será necesario, el reclutamiento, la capacitación y el servicio que se planea ofrecer en el restaurante es una manera de cubrir todos los rubros y prevenir futuros contratiempos que estén relacionados directamente con el presupuesto y los gastos imprevistos.

Para montar un negocio, debemos de recordar que también deben hacerse trámites legales, como licencias de obras, en caso de que el local requiera modificaciones, un certificado que abale en registro de la empresa ante los órganos locales y federales correspondientes, certificaciones de condiciones de salubridad necesarios, así como un certificado de manipulación de alimentos.

Las grandes franquicias como KFC empezaron igual que cualquier otro negocio, como un pequeño negocio propio que hoy es considerado uno de los grandes en la industria de la comida rápida a nivel global. Otros negocios, a pesar de que no cuentan con este modelo de negocio, han sido tan populares que gente de todas partes viaja para visitarlos. Lo común entre estas dos personas fue la planeación y esfuerzo que invirtieron en volver una idea en una forma para vivir.

 

¡Emprende un restaurante!

Te has decidido a llevar más allá ese negocio familiar que lleva tantos años en ese local, es grande, pero en tu interior sabes que puede llegar a ser mucho más. Le comentas a tu madre sobre tus proyectos gastronomicos y tus deseos de abrir un restaurante y deje de ser un simple negocio de comida corrida y a la carta.

A demás tú estudiaste gastronomía y eres una parte importante, si no es que fundamental del negocio. Gracias a la información y educación que de han dado en tu carrera quieres emprender un negocio familiar al que le ves un buen futuro, similar al de la franquicia de Vips.

Tu mamá y maestra (pues por ella comenzó tu gusto por la cocina) claro que está de acuerdo y te apoyará en todo. Así que no pierdas más y discutan los pasos para que su plan sea todo un éxito.

Aquí te aconsejamos los siguientes puntos para que los tomes en cuenta al momento de elaborar tu proyecto:

Concepto de comida: Tienen que pensar si su restaurante será familiar con platillos  saludables o muy elaborados, algo de comida rápida como para jóvenes o de snacks y bebidas.

Elabora un plan de negocio: Una clara descripción del concepto de tu restaurante, cuál será tu mercado, tu menú y los precios, información financiera detallada (alquiler del local, costo de las maquinarias y muebles, empleados contratados, etc.), cuánto dinero tienes y cuánto necesitarás pedir prestado.

Analiza el cómo financiarás tu proyecto: Seguramente tienen dinero ahorrado, pero debes tomar en cuenta los gastos de construcción, publicidad, equipamiento y permisos, pues no de inmediato comenzarás a ver ganancias.

Escoge un buen lugar: Debes tomar en cuenta a la competencia y la ubicación de tu negocios, debes hacer un estudio minucioso sobre este punto porque de ello dependerá en gran parte del éxito que pueda tener.

Crea tu propio menú: Claro que esto dependerá del concepto que tenga tu establecimiento. Puedes tener en cuenta las últimas tendencias en cuanto a diseño y contenido del menú. Según estudios recientes, las comidas vegetarianas, orgánicas, los platos de fusión y las cervezas locales están ganando cada vez más popularidad.

Crea un plan de marketing: Todo negocio necesita un plan de marketing, y tu restaurante no es ninguna excepción. Aunque vayas a utilizar varios canales para publicitarte, ten en cuenta esto: las investigaciones recientes aseguran que el “boca a boca” sigue siendo el mejor método de promoción.

Cuatro de cada cinco consumidores eligen un restaurante en el que no han estado antes porque alguien conocido se lo ha recomendado. Así que haz que la experiencia de tu público en tu local sea absolutamente maravillosa.