Archivos de la categoría Gastronomía

Conoce cuáles son los tipos de pan

pan salado

El pan es uno de los alimentos básicos dentro de una dieta equilibrada, ya que aporta nutrientes que nuestro organismo necesita para mantenerse sano y fuerte. El pan es una fuente importante de hidratos de carbono, de proteínas de origen vegetal, nos aporta una gran cantidad de fibra (sobre todo los integrales) y es rico en vitaminas B y otros minerales como fósforo, magnesio, potasio, hierro, selenio, cinc o calcio. Por esta razón, los nutricionistas recomiendan un consumo diario de 250 g de pan repartidos entre todas las comidas. Hoy en día, existen varios tipo de pan para todos los gustos, aquí te los presentamos para que escojas tu favorito.

Pan salado

Este pan se caracteriza por la masa que se utiliza para elaborarlo, la cual no contiene azúcar, y por su sabor que, como su nombre lo indica, es salado.  Este tipo de panes tienen un sabor neutro, lo que los hace ideales para acompañar las comidas. Los panes salados son el bolillo, la telera, el birote y la cemita.

Pan de trigo

La harina de trigo es la más utilizada para la elaboración de pan; sin embargo, la principal diferencia en el proceso de elaboración del pan blanco y el integral es que, para el último, se utiliza harina sin refinar, lo que hace que este tipo de pan tenga un mayor valor nutritivo, siendo más rico en fibra, vitaminas y minerales, no obstante, la cantidad de calorías aportadas en ambos casos suele ser muy similar: 100 g de pan blanco tienen unas 260 calorías, frente a las 230 calorías del pan integral.  Otra diferencia es que, al tener más fibra, el pan de trigo hace que nos sintamos satisfechos por más tiempo

Pan de centeno

Este tipo de pan contiene menos gluten que otros cereales, su miga es de un color más oscuro, y tiene un sabor amargo muy característico. Tiene varias ventajas con respecto al pan de trigo, ya que el pan de centeno se conserva fresco durante más tiempo, contiene más fibra, y más minerales como magnesio, potasio o hierro.

Pan de espelta

La espelta es una variedad del trigo más digerible que el trigo común gracias a que contiene una mayor cantidad de fibra, pero menos gluten. Por tanto, muchas personas con alguna intolerancia al trigo pueden consumir este tipo de pan sin problemas; además, comer diariamente pan de espelta ayuda a disminuir los niveles de colesterol, y regular el metabolismo.

¿Cómo se hace el pan salado?

Pan salado

Aunque parezca un poco fuera de lo común, el hacer pan salado puede ser más fácil de lo que te imaginas, sobre todo si aprendes las técnicas básicas para hacer una verdadera y exquisita masa. Como es obvio, la técnica que apliques en el amasado será la clave para que tu platillo tenga el éxito que esperas ya que tienes que permitir que se realice el trabajo de las levaduras.

Para comenzar, es preciso mencionar que la característica principal del pan proviene de la fermentación, ésta es la actividad básica de la levadura que es un hongo unicelular. Esta levadura reacciona por el contacto con los azúcares en la harina para poder crear el dióxido de carbono, lo que puede conducir a la textura aireada y burbujeante así como al sabor característico del pan.

Previo al comienzo, hay que estar consientes de que las levaduras son seres vivos noblísimos que se encargan de determinar (con nuestra ayuda) la calidad de un buen pan. La temperatura ideal para hornear es de entre 25°C y los 35°C, no se deje dejar entrar ningún tipo de corriente y se tiene que llevar el tiempo correcto. Entonces si se mantienen estas medidas es seguro que obtengamos un pan digno de ser comido.

Así pues, si la temperatura de horneado llega a pasar los 40°C será excesiva para las levaduras y terminará matándolas, es por esta razón que se debe de cuidar muy bien cuando las levaduras comiencen a activarse y ese está entre los 25 y 30 grados Celsius. A continuación, te presento una sencilla y básica receta para hacer masa para pan salado como los de El Globo ¡toma nota!

Antes de todo, es preciso mencionar que debes estar seguro de que la levadura que usarás para la masa es fresca, pues de no serlo, deberás activarla antes de comenzar y para ello, deberá seguir unos sencillos pasos que a continuación mencionaremos.

  1. Pon una taza de agua a entibiar

  2. En un recipiente vierte el agua, adiciona la cucharada de azúcar y la levadura en polvo

  3. Mézclalo hasta que quede bien incorporado

  4. Cubre con un paño para dejarlo reposando por unos 10 minutos

  5. Se formará una espuma que deberá oler a levadura y esa será la señal de que se ha activado exitosamente

Ingredientes para la masa de pan salado

1 kilogramo de harina

10 gramos de saludables

15 gramos de levadura en polvo

700 gramos de agua

Errores que pueden estar arruinando tu parrillada

Asadores pequeños

Una parrillada es todo un evento aunque no sea por una ocasión especial y cuando hay ganas de hacer una carne asada poco importa si tenemos asadores pequeños, grandes, modernos, viejos el punto es comer alimentos asados, darnos ese gusto, saciar este antojo, pero como todo en la vida no todo es bello, las parrilladas no siempre pueden ser perfectas ¿O si?

Digamos que puedes acercarte a la perfección siempre y cuando evites cometer estos errores.

  • Si cuando compraste tu asador venia con una tapa entonces es para que la uses y si no venía con tapa ve consiguiendo una. El objetivo de las tapas es para controlar el oxígeno que entra al carbón para que dure mucho más, además de que cuando cocinas en un asador sin tapar dejas escapar todo el calor y el humo que le da a la carne su sabor tan característico. Así que evita que se arruine el sabor y usa la tapa.
  • Uno de los errores más comunes que la gente comete, en especial la gente impaciente, es la de poner la carne congelada directamente en la parrilla, por favor, simplemente no lo hagas. La carne siempre tiene que ser descongelada a temperatura ambiente si no lo haces así corres el riesgo de que la carne termine dura e imposible de masticar así que si tenías en mente hacer eso será mejor que lo descartes.
  • La temperatura es uno factor determinante al momento de cocinar carne, así que no informarte acerca de la temperatura ideal para tu asador es un error garrafal. Si la parrilla esta muy caliente se generará demasiado humo y tus cortes quedarán quemados si por el contrario la parrilla no está lo suficientemente caliente no se producirá vapor lo que puede provocar que la carne se quede pegada además no se cocinará al tiempo que debería y quedará muy dura.
  • No tener los utensilios adecuados puede ser lo que arruine tu carne ya que al momento de voltear la carne muchas personas cometen el error de usar un tenedor en lugar de usar pinzas. La razón por la que esto no debe hacerse es debido a que ese pinchazo puede hacer que la carne pierda todos los jugos que lleva dentro si te fijas en los restaurantes de carne notarás como ellos nunca utilizan algo que no sean pinzas para voltear los corte y ese es el secreto de su jugosidad.

La parrillada perfecta

Asadores modernos

No solo se trata de tener alguno de los asadores modernos que existen en el mercado tampoco es tener el asador con el que tu bisabuelo cocinaba para la familia los domingos, sin duda una buena parrillada puede ser un excusa perfecta para juntar a tus seres queridos o si viene algún evento deportivos importante alguna final o simplemente por que se te ocurrió.

Una parrillada consta de varios elementos y aquí te vamos a dar unos cuantos consejos para que logres la perfección así que pon mucha atención a la siguiente información:

  1. Lo primero es que al momento de encender el carbón evita, en la medida de lo posible, utilizar algún líquido ya que puede contaminar la comida. Un verdadero mexicano enciende el carbón a la antigua.
  2. Asegurate de que antes de que eches la carne es importante que pre calientes tu parrilla a fuego alto al momento de cocina la carne debe ser cocida a fuego medio alto. Esto logrará que el sellado de la carne sea perfecto además si buscas darle esas lineas tan características de la carne asada, que sueles ver en restaurantes, esta es la manera.
  3. El aceite es importante para que tu comida no quede pegada a tu parrilla, pero recuerda que no estás usando un sartén por lo que el aceite nunca debe ponerse directamente en la parrilla sino que debe ponerse con cuidado en la comida antes de cocinar.
  4. Si quiere lograr que el sellado de tu carne sea perfecto es importante que dejes la carne reposar durante unos minutos a temperatura esto ayudará a la formación de una costra salada que retiene todo lo jugoso de la carne.
  5. Trata de no ser impaciente con esto nos referimos a que no voltees cada dos segundos los cortes la cocción perfecta requiere de tiempo, de lo contrario no quedara tan jugosa. De la misma manera sabemos que quieres saber en que término va quedando tu carne, pero intenta no cortarla en la parrilla, es mejor si solo presionas para establecer en que grado de cocción vas.
  6. Con respecto al fuego cuando este es directo es más recomendable para los cortes más suaves y pequeños; si lo que tienes son cortes mucho más grandes y gruesos entonces te recomendamos que los cocines con fuego indirecto (que se mantenga a un lado de la comida) para que quede jugoso y se cocine apropiadamente.

Los quesos más ricos

Quesos gourmet

Los quesos son de las delicias gastronómicas por excelencia, quién no ha disfrutado de un queso gourmet, ya sea seco, cremoso, suave o duro, blanco o amarillo. La realidad es que existen muchos tipos de quesos que podría ser posible que no los alcancemos a probar todos, pero nosotros te daremos una probadita de los mejores quesos que existen.

Los hay para todo tipo de paladares, desde los más exigentes hasta los más sensibles. A continuación, te presento una lista con los quesos más conocidos y más ricos que existen ¡toma nota y bon apetit!

Camembert. Existen muchas variedades de este queso con base en leche pasteurizada, los mejores productores se encuentran en la región de Normandía, la mejor variedad es la de Le Chatelain. Cuando es joven, se caracteriza por tener una textura suave y quebradiza, aún conserva su sabor lácteo y dulce, posteriormente, tiene un sabor rico y un tanto mantecoso.

Gouda. Este queso es originario de la ciudad holandesa que posee el mismo nombre y se produce desde el siglo XVII. Se puede realizar con leche de oveja o de cabra, pero el más común es el que se elabora con leche de vaca pasteurizada. Existen diversos tipos de gouda que se clasifican según su edad, asimismo, podemos advertir que entre más suave y amarilla sea su corteza encerada, el queso será más joven.

Edam. Se trata de un tipo de queso elaborado con leche de vaca que tiene un ligero sabor amargo y salado. Se caracteriza por ser semiduro con un color amarillo. Tradicionalmente, se elabora con forma de bola, se tiñe la cáscara y se envuelve en parafina, es parecido al gouda pero contiene menos grasa y su sabor no es demasiado fuerte.

Brie. “El Rey de los Quesos”, es posiblemente el queso francés más conocido no sólo por llevar el nombre de una región francesa, consta de una pasta blanda, sino porque hace algunos ayeres, con este queso se pagaban tributos a los reyes franceses. Es elaborado con leche de vaca semidesnatada y se deja envejecer mínimo cuatro semanas.

Massdam. Este queso fue creado en la década de 1990, tiene un alto contenido de grasa y se caracteriza por se húmedo y por tener agujeros. Madura rápidamente, dentro de unas 4 a 12 semanas, posee una textura cremosa y dulce, crujiente en los extremos y un ligero sabor a nuez y sirve también para preparar fundidos.