Archivos de la categoría Historia

El origen de las donas está lleno de sabor

donas congeladas

¿Recuerdas aquella escena en Los Simpson cuando Homero tiene cabeza de dona y no puede dejar de comerse a sí mismo porque está “muy rico y suavecito”? Pues nosotros lo entendemos completamente, y seguramente haríamos lo mismo porque las donas congeladas son nuestro postre favorito.

Esta deliciosa golosina es muy famosa a nivel mundial y, en la actualidad, existen muchísimos sabores, cubiertas y rellenos cada vez más ricos y únicos. Pero alguna vez te has preguntado cuál es el origen o quién inventó la donas, si la respuesta es sí, entonces sigue leyendo esta nota para que te enteres.

El nacimiento de esta perfecta creación se remonta a unos cientos de años atrás, cuando los holandeses emigraron a América, y al llegar a este continente no dejaron atrás sus tradiciones ni costumbres. Uno de sus platillos tradicionales era el famoso olykoeks (oil cake en inglés), un bollos de masa que freían en aceite y se usaba para acompañar los alimentos principales; sin embargo los olykoeks tenían un problema, ya que los bordes se freían muy bien pero el centro de la masa quedaba crudo. En 1847, un marinero estadounidense llamado Hanson Gregory decidió buscar la solución al problema y luego de varios intentos tomo una lata y con ella le quito el centro a la masa, y al quedar mucho más homogénea se pudo freí mejor. De esta manera, nacieron las donas que todos conocemos.

Asimismo, también existen teorías en las que se dice que Elizabeth Gregory, la esposa del marinero, le agregaban nueces y frutas a la masa para mejorar su sabor, lo que desembocó en el nombre en inglés de este postre, el cual es Doughnuts, que deriva de las palabras dough (masa) y nuts (nueces). El primer registro escrito de esta palabra data de 1809 en A History of New York, de Washington Irving. Ya para principios de 1900, muchas personas empezaron a acortar la palabra a  “donut”, como se le conoce actualmente.

Pero la preparación en serie y masiva de las donas empezó en 1934, cuando un inmigrante ruso inventó la primera máquina para hacer donas de manera automática en una feria de Chicago, de allí en adelante se convirtieron en un alimento comercial y delicioso. En la actualidad, existen compañías de donas muy famosas con sucursales alrededor del mundo, como Krispy Kreme y Dunkin Donuts. Pero si buscas probar otras, aquí te dejamos una lista de los mejores lugares para comer donas en la ciudad de México.

Las panaderías en México a lo largo de la historia

Donas congeladas

El pan es un alimento que se encuentra (me atrevería a decir) en casi el cien por ciento de las mesas de las familias mexicanas, ya sean conchas, donas congeladas, bigotes, bolillos, etc. Y es que no podemos salir de casa, sin tomar un café o leche con pan, por lo menos, el desayuno por excelencia. Es más, muchos estudiantes o trabajadores salen de sus casas muy temprano y no les da tiempo de desayunar en casa, pero van tranquilos, porque saben que en cualquiera de las próximas esquinas encontrarán un puesto de tamales, atole, cafesito y pan.

A lo largo de la Ciudad de México, los proveedores del delicioso pan dulce hornean deliciosas piezas que están esperando calientitas a ser probadas. Las panaderías más famosas históricamente se encuentran en el Centro Histórico, que es donde nacieron muchas de las panaderías que conocemos hoy en día, por ahí de los años 1880 y 1920. La Cámara Nacional de la Industria de la Panificadora (Canainpa) informa que en 1880 existían más de 70 panaderías y pastelerías, que principalmente vendían pasteles, pan blanco y pan salado.

Cuando comenzaron a gestarse las primeras pastelerías grandes en la capital, acostumbraban vender de una manera diferente a la convencional que conocemos en nuestros días. Acomodaban la mercancía dentro de los mostradores, si querías comprar algo, tenías de acercarte el vendedor e indicarle qué piezas se llevaría, los ponía en la bolsa y entregaba la cuenta en la caja. Ya por ahí de 1950, se comenzó a incorporar el sistema de autoservicio.

Con el surgimiento del autoservicio, la dinámica de los proveedores fue mejor, incrementaron sus ventas e introdujeron la exhibición de piezas. Asimismo, comenzaron a tener decoraciones más modernas y mobiliario más atractivo para poder obtener más clientes. A continuación, te presento algunas de las primeras panaderías que surgieron en la Ciudad de México ¡conócelas!

El Globo

Esta pastelería tan famosa al días de hoy, fue inaugurada en 1884 por una familia de origen italiano apellidados Tenconi. El establecimiento fue del gusto de la aristocracia porfiriana, por sus sazones europeos. No tardaron mucho en abrir más pastelerías en distintos puntos del centro.

La Vasconia

La Vasconía es una tradicional pastelería del Centro Histórico de la Ciudad de México, tiene alrededor de 150 años deleitando el paladar entre las calles de Palma y Tacuba. Esa pastelería comenzó viniendo pan en un local pequeño donde apenas tenía de 10 a 30 piezas, pero luego vio la oportunidad de expandir el lugar por la popularidad que fue generado.

El Molino

Abrió por primera vez sus puertas en 1928, uno de sus fundadores era de origen catalán propuso la venta de postres con sabores europeos pero también procuró tener la venta de productos del gusto nacional.