Consejos para abrir un restaurante

asesoria de restaurantes

Dentro de la esfera gastronómica existen muchas oportunidades que aseguran a los emprendedores grandes éxitos. Por ello, cada vez son más las personas que buscan establecer una empresa en este sector y abrir un restaurante. Por eso nos dimos a la tarea de buscar asesoría de restaurantes que comenzaron desde cero, para saber algunas claves y consejos sobre cómo empezar en este noble mercado.

Lo primero y más importante, es tener en cuenta que el proyecto para montar un restaurante debe ser, ante todo, algo que te apasiona y que quieres intensamente. Tú, más que nadie, debe amar el proyecto y creer en todo el potencial que tiene. Montar un restaurante requiere algo más que ganas, lleva tiempo, esfuerzo y dedicación. No es un proyecto que va a nacer por generación espontánea. Para que puedas crear un restaurante, debes de decidir desde el comienzo el concepto, y estilo que tendrá, pues es uno de los pilares para comenzar el largo camino hasta su consolidación.

También debes elegir si lo que quieres es abrir tu propio restaurante o la opción de adquirir una franquicia es mejor. Ambas ideas son buenas, pero los riesgos y beneficios entre una y otra pueden variar, debes tener en cuenta lo que tu estas buscando como negocio propio y elegir de acuerdo a tus necesidades.

Tener en cuenta la ubicación y el público al que irá elegido también debe considerarse al momento de desarrollar un plan de negocios. Hacer una planeación que abarque un previo estudio de mercado, el equipo y abastecimiento que será necesario, el reclutamiento, la capacitación y el servicio que se planea ofrecer en el restaurante es una manera de cubrir todos los rubros y prevenir futuros contratiempos que estén relacionados directamente con el presupuesto y los gastos imprevistos.

Para montar un negocio, debemos de recordar que también deben hacerse trámites legales, como licencias de obras, en caso de que el local requiera modificaciones, un certificado que abale en registro de la empresa ante los órganos locales y federales correspondientes, certificaciones de condiciones de salubridad necesarios, así como un certificado de manipulación de alimentos.

Las grandes franquicias como KFC empezaron igual que cualquier otro negocio, como un pequeño negocio propio que hoy es considerado uno de los grandes en la industria de la comida rápida a nivel global. Otros negocios, a pesar de que no cuentan con este modelo de negocio, han sido tan populares que gente de todas partes viaja para visitarlos. Lo común entre estas dos personas fue la planeación y esfuerzo que invirtieron en volver una idea en una forma para vivir.

 

Consejos para abrir una cafetería

servicios gastronómicos

Al pensar en negocios propios, las cafeterías son uno de los primeros negocios en que la gente piensa. Al igual que otros servicios gastronómicos, montar este tipo de proyectos lleva tiempo, esfuerzo y, ante todo, una planeación para que pueda crecer y prosperar.

Si estás pensando en abrir tu propia cafetería, pero no tienes idea de por debes de empezar, te dejo estos consejos que pueden orientarte.

Planificación, ante todo.

Tener un plan de negocios solidos es la base de cualquier empresa. No necesitas ser una persona con un título en administración, pero si estar muy consciente que la información que se colocará en este papel tiene que ser muy fiel a la realidad. En el debes de establecer un concepto claro, la rentabilidad de tu negocio, los clientes a los que aspiras, explorar a la competencia para conocer fortalezas y debilidades.

En este plan englobas todos los aspectos de tu empresa, desde su apertura, su crecimiento y las estrategias a llevar a cabo en caso de problemas o complicaciones para lograr las metas a corto, mediano y largo plazo.

Busca el inmueble adecuado

Otro de los factores que puede determinar el éxito de un negocio es su ubicación. Un local ubicado en una zona con afluencia de gente es más popular que aquel que se encuentra escondido entre calles. Tomarse el tiempo para escoger un local ubicado en una zona adecuada y que cuente con el espacio suficiente.

Así mismo debes de visualizar como se distribuirán las áreas de producción y el concepto para recibir a los clientes, cualquier idea debes anotarla en una lista y al final trabajarla para que tu negocio tome forma en el papel.

Financiación

Para montar un negocio es necesario conseguir capital de inversión. Por ello como emprendedor se debe tener el deber de buscar quien pueda apoyarnos. La primera zona de búsqueda se encuentra con los amigos y la familia, pero si ellos no pueden invertir, otra opción es un préstamo, actualmente existen empresas como Compartamos banco o planes de financiamiento por parte de los bancos que apoyan a las microempresas.

Proveedores

Internet es una gran ayuda actualmente, ya que permite hacer una búsqueda minuciosa y comparativa de posibles proveedores para el negocio. Como emprendedor debes de tener en cuenta todo lo que vas a necesitar, tanto materia prima como maquinas e instrumentos. Hacer una lista y buscar diferentes precios puede ayudarte a reducir costos y ayudarte durante los primeros meses.

Se positivo y exigente

Roma no se hizo en un día, y tampoco una cafetería. Al empezar tu negocio te deberás enfrentar con retos y tempestades que cualquier persona desearía evitar. Pero debes de mantenerte positivo ante ello y permanecer optimista. Tirar la toalla muchas veces parecerá la mejor opción, pero recuerda todo el trabajo y esfuerzo que hiciste para sacar tu empresa.