Archivos de la categoría Repostería

¿Cómo se hace un pastel?

donas congeladas

La repostería es todo un arte que necesita de la delicadeza, belleza y amor de quien lo prepara, es hacer de una dona congelada, una dona gourmet. Es necesario poder darle el sentido estético que, al final, es el que enamora… y antoja.

Esa, básicamente, es la importancia de la decoración en la repostería, ya que estamos hablando de comida que nadie querrá comerlo si no se le antoja, mucho menos pagará por ello. Así lo señalan los expertos de Aranzazu.

La importancia de la decoración de pastelería y repostería entre otras, es un habitad que abarca un gran número de posibilidades, técnicas, materiales y combinaciones que dependerán de la necesidad de cada elaboración, los medios y conocimientos de los cuales se dispongan, la creatividad del pastelero o la demanda del cliente

Además de todo lo anterior, deberás también tomar en cuenta todos los elementos que giran alrededor de este tema, tales como; las herramientas, los métodos, las técnicas así como los utensilios de repostería. Sin olvidar la importancia de la materia prima, los ingredientes para poder llevar a cabo las más deliciosas presentaciones.

¡Aprende a hornear un pastel de vainilla!

A continuación, te presentamos una receta sencilla de pastel de vainilla para que puedas poner un práctica tus conocimientos de decoración en repostería y sorprendas a tu familia, a tus amigos o a tu pareja ¡toma nota y bon apettite!

Ingredientes

250 gramos de harina

150 gramos de mantequilla

150 gramos de azúcar

5 huevos enteros

1 cucharada copeteada de polvo para hornear

1 cucharada de vainilla concentrada

Proceso

  • Deberás precalentar el horno a unos 175° centígrados

  • El molde que ocuparás para el pastel, debe de estar previamente engrasado y enharinado

  • Bate la mantequilla con el azúcar hasta que se forme una especie de crema. Sin dejar de batir, agrega uno por uno los huevos.

  • Mezcla la harina con el polvo para hornear para incorporarlo a la mezcla de mantequilla con azúcar y añade la vainilla.

  • Ahora sí, vacía la masa dentro del molde para hornear, introdúcelo al horno por unos 35 o 45 minutos hasta que pase la prueba del palillo y no regrese con restos de masa.

Ahora sí, a disfrutar de tu delicioso pastel de vainilla con decoración personalizada.

Las panaderías en México a lo largo de la historia

Donas congeladas

El pan es un alimento que se encuentra (me atrevería a decir) en casi el cien por ciento de las mesas de las familias mexicanas, ya sean conchas, donas congeladas, bigotes, bolillos, etc. Y es que no podemos salir de casa, sin tomar un café o leche con pan, por lo menos, el desayuno por excelencia. Es más, muchos estudiantes o trabajadores salen de sus casas muy temprano y no les da tiempo de desayunar en casa, pero van tranquilos, porque saben que en cualquiera de las próximas esquinas encontrarán un puesto de tamales, atole, cafesito y pan.

A lo largo de la Ciudad de México, los proveedores del delicioso pan dulce hornean deliciosas piezas que están esperando calientitas a ser probadas. Las panaderías más famosas históricamente se encuentran en el Centro Histórico, que es donde nacieron muchas de las panaderías que conocemos hoy en día, por ahí de los años 1880 y 1920. La Cámara Nacional de la Industria de la Panificadora (Canainpa) informa que en 1880 existían más de 70 panaderías y pastelerías, que principalmente vendían pasteles, pan blanco y pan salado.

Cuando comenzaron a gestarse las primeras pastelerías grandes en la capital, acostumbraban vender de una manera diferente a la convencional que conocemos en nuestros días. Acomodaban la mercancía dentro de los mostradores, si querías comprar algo, tenías de acercarte el vendedor e indicarle qué piezas se llevaría, los ponía en la bolsa y entregaba la cuenta en la caja. Ya por ahí de 1950, se comenzó a incorporar el sistema de autoservicio.

Con el surgimiento del autoservicio, la dinámica de los proveedores fue mejor, incrementaron sus ventas e introdujeron la exhibición de piezas. Asimismo, comenzaron a tener decoraciones más modernas y mobiliario más atractivo para poder obtener más clientes. A continuación, te presento algunas de las primeras panaderías que surgieron en la Ciudad de México ¡conócelas!

El Globo

Esta pastelería tan famosa al días de hoy, fue inaugurada en 1884 por una familia de origen italiano apellidados Tenconi. El establecimiento fue del gusto de la aristocracia porfiriana, por sus sazones europeos. No tardaron mucho en abrir más pastelerías en distintos puntos del centro.

La Vasconia

La Vasconía es una tradicional pastelería del Centro Histórico de la Ciudad de México, tiene alrededor de 150 años deleitando el paladar entre las calles de Palma y Tacuba. Esa pastelería comenzó viniendo pan en un local pequeño donde apenas tenía de 10 a 30 piezas, pero luego vio la oportunidad de expandir el lugar por la popularidad que fue generado.

El Molino

Abrió por primera vez sus puertas en 1928, uno de sus fundadores era de origen catalán propuso la venta de postres con sabores europeos pero también procuró tener la venta de productos del gusto nacional.