mariachi-df

Sin categoría

Cosas que pasan cuando aprendes a manejar

13 Jul , 2017  

De las primeras cosas que queremos hacer cuando cumplimos 18 años –aparte de salir corriendo al antro de moda-, es aprender a manejar. Y es que cuando te dicen que puedes hacerlo y que no es tan complicado, lo primero en lo que piensas es a ti, como todo un experto corredor, llegando a la escuela en… ok, el carro viejo que ya no quiso tu mamá y lo heredaste, pero ¡Ya tienes carro!

Y la verdad es que aprender a manejar no es tan complicado –omitamos el viacrucis que es para algunos el estándar- , lo complicado será aguantar a tu papá o mamá gritándote al oído queriendo “ayudar” para evitar un accidente y es que una escuela de manejo df “hará lo mismo que ellos” y sin gastar un peso.

Para empezar, supongamos que tu mamá te enseña a manejar, prepárate porque nunca la vas a ver más estresada; gritará por todo, obvio no le puedes pedir que no lo haga porque te va gritar el doble, y negará estar molesta. Fingirá ser tu mejor amiga hasta que ponga el freno cada dos metros para darte una nueva instrucción. Eso sí, como buena mamá, tu primer paso será el cinturón. Si es papá quien te enseña tendrá un poco más de paciencia y evitarás que se desmaye en cada semáforo.

En la escuela de manejo df, lo que puede pasar es que vayas al mínimo y las mentadas y silbidos no se hagan esperar. Tu instructor puede ser muy aburrido o un tipo que puede ser tu amigo al inicio y al final te mande por un tubo poniéndote más nerviosa.

Debes ser multiusos: ve los espejos laterales, el retrovisor, al frente, el semáforo, el señor que lleva los niños pasando la calle, tu mamá hablando con las amigas por el celular, tu papá que no te quita la mirada y los nervios del microbusero a un lado de ti, pero no es por presionar.

¡Llegó el momento! Terminaste tus clases de manejo df y te tardaste horas frente al espejo para que sea la mejor foto que haya salido en una licencia; te mueres por presumir con tus amigos tu nueva licencia y mostrarle al mundo que ya vas a manejar pero ¡Oh, sorpresa! La foto sale HORRIBLE, sin más te resignas y sales contento porque ya tienes licencia para chocar tu primer carro (broma eh), primera regla de la escuela de manejo df: no chocar el coche. En estas escuelas puedes pagar con cualquier tarjeta, así que no te apures y usa con confianza tu tarjeta Banamex.

No te vayas sin compartir este POST con todos tus amigos y darle LIKE. Si tienes dudas o sugerencias, deja todo en la barra de comentarios y te contestaré a la brevedad.

Facebook Comments