Emprendimiento,Industria,Negocio

De restaurante a franquicia ¿Estás listo para el siguiente paso?

2 Ago , 2018  

Al emprender un negocio en el sector de hostelería y servicio, una de las metas de todo pequeño empresario es ver como poco a poco su idea toma forma, crece y se convierte en un éxito. En este punto, una de las preguntas que se le pueden atravesar en la cabeza es ¿Puedo hacer de mi negocio una franquicia? Seguramente de inmediato sueña con ver su marca en todos lados y que la gente hable de ello, pero antes de buscar una consultoría de franquicias, debes parar y empezar a preguntarte ¿Realmente tu negocio esta listo para dar ese salto?

Si no sabes como determinar su tú y tu empresa ya son capaces de buscar ser una franquicia, te apoyamos con algunas preguntas que puedes hacerte.

¿Mi negocio esta bien definido? 

Desde el diseño de marca y el reconocimiento de la misma, el público objetivo, el concepto de la empresa y por ende, de la comida. Piensa si tu negocio tiene todo desarrollado para poder permitirle a una nueva persona entender el proceso y la finalidad del mismo: manuales, procesos, gestiones, sistemas de promoción, elemento atractivo. La idea principal es que puedas brindarle a alguien más interesado en emprender la oportunidad de comenzar con un negocio desde una base más o menos seguro y estable.  Tu experiencia es clave en este punto, pues eres tu quien le dice a alguien más porque razón tu idea podría ser de su interés.

¿Cómo visualizas tu marca en unos años?

La franquicia tiene como principal propósito permitir que un pequeño negocio que a resultado exitoso sea probado en otras zona geográfica con un alto grado de probabilidad ser inicio de un crecimiento acelerado. La empresa mexicana Bennettis pizza es un claro ejemplo de la idea de crecer y entrar en el mercado local de otras áreas de la república mexicana. En menos de 30 años, su crecimiento bastante rápido a comparación de otras empresas. Plantea en tu cabeza la forma en la que visualizas tu marca en cinco, siete y diez años. Con esa idea en mente, sopesa si es conveniente o no implementar este modelo a tu idea de negocio original.

¿Estas dispuesto a poner a tu bebé en las manos de alguien más?

Recuerda que con una franquicia, tu estas cediendo los derechos para que alguien más use el nombre y valor de tu marca en otra zona, un establecimiento en el que no tendrás control total, sino que serás un instructor para que la persona que lo ha adquirido sepa los fundamentos de la empresa. Así que piensas que tanto estas dispuesto a soltar a tu proyecto que tanto te ha costado.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]