Las donas de oro existen y este es su precio

donas congeladas

Alrededor del mundo existen muchas personas que son fanáticas de las donas congeladas, y es que este tipo de pan es uno de los más ricos y suaves; además, es un plus que cada vez crece más su variedad de sabores y cubiertas, las hay desde las más clásicas, como chocolate o azúcar glass, hasta las más excéntricas y sofisticadas como la nueva dona de oro.  Sí, así como lo lees, ya existen en el mercado las donas cubiertas de oro. Sabemos que la historia de las donas empezó por un experimento, así que no nos extraña que los reposteros y panaderos sigan experimentado con este sabroso postre.

Esta dona fue elaborada por el chef Bjorn DelaCruz, empresario de ascendencia filipina que, junto a sus hermanos, posee un restaurante llamado The Manila Social Club en Brooklyn, Nueva York. Todo comenzó cuando DelaCruz publicó su obra en un post de Instagram al cual tituló “Golden Cristal Ube Donut”, y las personas nos quedamos impactadas. La rosquilla está cubierta por hojuelas de oro de 24 kilates, tiene relleno de jalea y una generosa dosis de Champagne Cristal, del reconocido Louis Roereder.

Esta dona de oro se ha convertido en la más cara del mundo, ya que una pieza tiene un costo superior a los 100 dólares, y la docena de rosquillas tienen un precio de mil 200 dólares. A pesar de su costo tan elevado, hay personas que la compran e, incluso, la regalan como un artículo de súper lujo. Pero ese no es todo el glamour que envuelve a este pan, ya que esta espléndida creación no se entrega en un transporte común y corriente, no, “la dona más cara del mundo” viaja en autos Rolls-Royce, una marca británica de carros de altísima calidad. Por eso no nos extraña que la “Golden Cristal Ube Donut” tenga su aparición en el programa “Secret Live of the Super Rich” de CNBC, un show que muestra y explora la vida de las personas más ricas, sus gustos, viajes, y los artículos más caros que compran.

Si esta rosquilla te parece excéntrica, hay otros objetos que han sido vendidos en precios más elevados, como el auto submarino utilizado para la producción de James Bond, el cual fue comprado por 866 mil dólares, o un manuscrito original de Leonardo Da Vinci que se vendió en 30.8 millones de dólares. Así que ya lo sabes, cuando te quieras dar un lujo y tengas antojo de un postre dulce, puedes probar la dona de oro.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]