Los panes del mundo

Donas congeladas

Las donas congeladas, en general las donas son unas de las variaciones de pan más conocidas, de alguna manera son ya un icono de la cultura norteamericana si no nos crees entonces dime ¿Qué piensas cuando te digo desayuno de policías? De seguro pensaste en la clásica escena de los policías con su tacita de café y su dona en la mano. Si yo te digo Homero Simpson es inevitable que pienses en su dona rosa glaseada con chispas de colores, pero no solo son las donas cada país tiene una variación de pan por lo que vamos a darle una pequeña repasada de que panes son más comunes dependiendo de la zona en que te encuentres,

Baguette. Comenzamos por uno de los países más elegantes y románticos: Francia. Durante mucho tiempo esta variación de pan se ha caracterizado por su forma delgada y alargada, si es preparada correctamente su corteza tiene que ser crujiente mientras que el interior debe ser suave aunque estos nunca se comen solos por lo regular se utilizan en la preparación de sandwiches. A pesar de que en su viaje por el mundo la preparación no es tradicional en su natal Francia son muy puristas con la preparación por lo que si tienes la oportunidad de probar una autentica baguette francesa.

Baguel. Un tipo de pancito muy popular gracias a su versión norteamericana para el desayuno sin embargo sus orígenes tienen registros desde 1683 en Polonia, al inicio era una variación de pan que se le regalaba a las embarazadas, pero gracias a su delicioso sabor se fue incorporando a la dieta polaca para luego pasar a la dieta judía, tras la enorme migración de judíos esta tipo de pan llego a enamorar este lado del charco y hoy en día los encuentras hasta en Starbucks.

Pan de Muerto. Una delicadeza mexicana, sin duda en los últimos años la cultura mexicana ha tenido un boom alrededor del mundo y seamos honestos no podemos culparlos ya que tenemos una gastronomía impresionante. Ni hablar del sabor de nuestro tradicional pan de muerto aunque grandes cadenas de pan tipo Wal-Mart o Sanborns han intentado reproducir el sabor de este sabroso pan, pero no hay nada como un buen pan casero. Si algún día tienes la oportunidad de viajar a un pueblo o zona rural del país durante la época de Día de Muertos no dejes de probar el pan casero recién hecho aunque tal vez te arruinemos todo el demás pan.

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]