Uncategorized

¡Serenata a mi novia!

24 Mar , 2017  

Tenía muchísimas ganas de tener un lindo detalle con mi novia, pero no sabía exactamente qué.

De pronto recordé que ella me había mencionado alguna vez que le agradaba la idea de que su pareja le llevara serenata. También me dijo que nunca nadie había tenido tal gesto.

Naturalmente, ¡Yo sería el primero en cumplir su deseo! Aunque… la verdad nunca nadie me había pedido algo así… ¿Yo haciéndole al gorgorito? Me sentí como un pelmazo de repente.

Como no tenía idea de dónde localizar un trio, o un grupo de mariachis, ¡Literalmente!, entré en el buscador de Google desde mi celular y puse: mariachis en el df.

A suerte mía, mi búsqueda dio resultados. Me encontré un sitio web llamado Mariachis México. Pude contactarlos de inmediato a través de su site.

Solicitar el servicio y planearlo todo resultó más sencillo de lo que había imaginado, de hecho, todo sucedió bastante rápido. Ahora, mi único problema giraba en torno a una serie de preguntas que no lograba responder: ¿Qué canciones iba a cantarle? ¿Iba a cantar, yo?

No voy a negar que estaba tremendamente nervioso. Quizá solo los hombres que lo han hecho comprenden de qué estoy hablando. He de admitir que no comprendía de todo por qué a las mujeres les gusta tanto que los hombres tengamos ese gesto como de galantería a la antigua. Yo tenía -reitero, tenía- un concepto no tan agradable respecto a eso. Y, por si fuera poco, ni siquiera sé cantar.

En fin, para no explayarme más, diré que los mariachis llegaron muy puntuales a bordo de una camioneta, justo al lugar donde los cité. Hasta entonces… saqué la hoja en que había anotado las letras que conocía (casi todas ellas eran de Luis Miguel); las había impreso en Lumen hacía apenas diez minutos antes de que llegaran.

En fin. Les pedí a los mariachis que ¡Se arrancaran!

Fue en ese momento, cuando ella salió y me vio, que entendí porque para una mujer es tan especial que le lleven mariachis. Es algo que solo se descubre hasta que lo llevas a cabo. Es una experiencia única, como pocas, que hace de un momento no solo algo íntimo sino inimitable.

 

Facebook Comments
¿Te ha gustado el artículo?
[Total: 0 Average: 0]